16 octubre, 2006

Día Clarice

El día empezó a las siete de la mañana, dándole de comer a las gatunetas. Volví a la cama con el libro "El vía crucis del cuerpo" de Lispector, que me DE-VO-RE en sólo una hora. Es una colección de 13 cuentos, y en uno de ellos aparece, por lo que recuerdo de lo que he leído de ella, la única referencia a una relación "lésbica".
La cuestión es que el contacto contundente con su voz (yo a Clarice no la leo, la escucho) quedé como muy movilizada. A eso de las 9 de la mañama me había instalado en el living, preparado unos mates y estaba rodeada de los 11 libros que tengo de ella en español, habiendo dejado en los estantes los 5 en portugués. La idea era re-leer las marcaciones hechas allí con mis lápices (sí soy de esos bichos, al decir de Cortázar, que leemos y acechamos los libros con un lápiz en la mano).

Es más: pude empezar una especie de "proyecto" de escritura de una serie de cuentos. Se me ocurrió la idea mientras re-leí partes de "La araña", y lo anoté en mi cuaderno de notas/diario, pero al rato tuve que encender la computadora, armar la carpeta, y bueno, al final empecé tres archivos que corresponden a tres bocetos de cuentos. Esto me pasa por primera vez en la vida.

Pasado el mediodía salí a caminar, sí, sí. Me cargué el Ipod, un bolsito con "Agua viva" y las crónicas de Lispector y marché hacia el río. Me quedó un rato largo mirádole en la zona de la Fluvial, alejada de la gente (poca para ser un feriado). A los pocos minutos de estar allí, el río me regaló un barco, y a que no saben cómo se llamaba?: Amazon, de bandera griega; primero sonreí y después lagrimié un poco; me dije: Está todo bien, está todo bien.

2 comentarios:

Laura dijo...

Me muero... Conozco pocas personas que se devoren un libro en una hora y que además los marquen para atesorar esas frases que nos iluminan como un rayo fulminante dos segundos para luego dejarnos en la misma oscuridad... y sin embargo, encandilados por adentro, en el alma. Es el primer artículo tuyo que leo y me alegraste. mujer. Con tiempo seguiré tu vida (olvidaba acotar que soy una chusma incurable...) Saludos: Laura.

Marla dijo...

¿Cuál era el cuento con referencia lésbica que nombrabas?
También me encanta Clarice.
Saludos